miércoles, 29 de agosto de 2007

Un poco de psicología

Mi hermana, la segunda, es psicóloga. Alguna de mis mejores amigas también. Así que durante mis años de facultad, estuve rodeada de estudiantes de psicología, ávidas de encontrarte algún trastorno de la conducta y por supuesto ofrecerte una consulta en el parking de cualquier discoteca mientras degustaban un Arehucas Carta Oro con Appletiser ... de toda confianza vamos.

A cada cosa que les contaba de mis idas y venidas, ellas me sacaban el tratado de psicología, cuando no el DSM-IV, y me hacían un repaso rápido de cuantos trastornos se les ocurriera en aquel momento que yo tenía... al final aprendí a no hacerles caso, más que nada porque me iban a volver loca de verdad.

Hoy por hoy, charlar de vez en cuando con mi hermana sobre el tema, pero sólo de vez en cuando, me resulta muy gratificante y a estas alturas, inofensivo; aprendo mucho y me entrentiene discutir con ella sobre ciertas cosas en las que no estamos deacuerdo (veáse por ejemplo La Indefensión aprendida, que es lo que me pasa a mí cada vez que le explico al marío, por enésima vez, como poner la lavadora o me toca algún recado en un organismo público).

Ahora mi hermana acaba de terminar un curso sobre éxito profesional que estaba dando para empleados. Un día le pidió a una de las alumnas que escribiera un pensamiento negativo, y ella puso:

"SOY UNA MIERDA"

luego le pidió que escribiera un pensamiento positivo y entonces escribió:

"SOY LA MEJOR MIERDA"

Pa´ que queremos más :)

3 comentarios:

Toñi P. dijo...

Lo dicho, pá que queremos más.., te expresas como un libro abierto.

Anyglo dijo...

Jajajajajaja!!!!!
Si es que ya se sabe; de lo malo siempre se debe sacar lo mejor!!!!

Blanca dijo...

¡Muy bueno!!!
Me encantan tus post.
saludos.
Blanca